lunes, 10 de agosto de 2015

¿Saltarse la cena adelgaza?


La respuesta es no. Meterse en la cama con el estómago vacío, lejos de ayudarnos a perder peso, podría ser un obstáculo, ya que baja el nivel de azúcar, puede producir ansiedad y además favorece que lleguemos al desayuno con un apetito feroz. Mejor, una cena frugal, baja en calorías: vegetales (cremas o ensaladas) o proteínas (pescado blanco).

No hay comentarios:

Publicar un comentario