martes, 11 de agosto de 2015

Dime a qué hueles y te diré cómo eres.


El olor que escoge cada persona para llevar día tras día refleja no sólo su personalidad sino también su estado de ánimo. Es por eso que es muy difícil mantenerse fiel a una misma fragancia toda la vida, necesitamos sentirnos identificadas con ella según la etapa en la que nos encontramos. En época de primavera cuando las flores brotan es buen momento para utilizar un aroma floral, como el Roger & Gallet. Por lo general, los aromas florales o dulces encajan con personas tranquilas, románticas o tímidas, y sus notas aportan un halo de femineidad y sensualidad. Los aromas cítricos por su parte van acorde con mujeres con un carácter activo o deportista y sus efectos aromáticos consiguen incluso mejorar el humor o evocar a naturaleza mediterránea, como en el caso del higo. Las mujeres más arriesgadas, amantes de lo exótico, se suelen sentir identificadas con olores amaderados, los cuales se traducen en un aire de elegancia y sofisticación. Las herbales, sin embargo, inspiran frescura y limpieza. Sin duda, la aromaterapia juega un papel fundamental sobre cada uno de nuestros sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario