martes, 11 de agosto de 2015

Adiós a los granos.


A partir de ahora puedes eliminar los granitos e impurezas del rostro si disuelves media aspirina en medio vasito de agua tibia y aplicas un algodón empapado en el líquido en la cara. Si eres constante y lo haces cada día, las impurezas acabarán por desaparecer para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario