lunes, 14 de septiembre de 2015

PILATES FACIAL: MEJORAR LA PIEL DE TU ROSTRO ESTÁ EN TUS MANOS


 Pilates facial


Encantadas nos quedamos cuando conocimos el Pilates y sus valiosos beneficios para la salud. Tanto, que pronto nos convertimos en firmes defensoras de su práctica.  Bien, pues basándose en sus mismos principios en este post queremos mostrarte su última versión: Pilates facial. Un total de 42 ejercicios con los que consigues devolverle a tu rostro su mejor aspecto. Su técnica se basa en identificar y aislar los músculos de la cara y el cuello utilizando una combinación de respiraciones, estiramientos, pulsaciones repetitivas y masajes.

Estira, pulsa y masajea

Gracias a esta técnica los músculos del rostro se tonifican y levantan en tan sólo unas semanas, ya que, la cara no tiene mucha grasa tapando los músculos, así que sus efectos son bastante rápidos que los que alcanzamos al practicar pilates corporal.

Así que, con la vista puesta en los beneficios de esta innovadora técnica, lo primero que debemos aprender es a identificar los músculos que vamos a trabajar, los cuales, la experta divide en seis grupos: cuello, boca, ojos, nariz y frente.

Es importante conocer con detalle tu cara, su forma y examinar minuciosamente todos y cada uno de sus músculos. Una vez lo hayas hecho, podrás centrarte en las zonas específicas que quieras mejorar de tu rostro.

¡Manos a la obra! (o, mejor dicho, a la cara)

A base de estiramientos, pulsaciones y retención, el pilates facial comprende 42 ejercicios, todos ellos distintos, ya cada uno busca unos beneficios específicos que requieren una técnica concreta. Así, por ejemplo, la presión que usas en la zona del párpado inferior, donde la piel es más sensible, es mucho menos que la presión que usas en el párpado superior.

Así que, ¿lista para tu primera sesión de pilates facial? No será necesario que te pongas el chándal, ni siquiera hará falta que te pongas ropa cómoda o que te desplaces a un gimnasio. Aunque, no estaría de más que ambientaras tu momento con una música relajante y el espacio con unas velas aromáticas.

Un rostro relajado en pocas semanas

¿Conoces la sensación de relax que aflora después de una clase de pilates? Si es así, ya estás más cerca de imaginar qué es lo que se siente después de una sesión de pilates facial. A ese bienestar inmediato súmale otros beneficios como la mejora de la circulación sanguínea y del estado de la piel, así como, reducción de los niveles de estrés y aumento de la tonificación muscular.

Para que comiences a apreciar los resultados, se recomienda trabajar la cara entera una vez a la semana, prestando más atención a las zonas que quieres mejorar más rápidamente. Verás como en muy pocas semanas, el espejo reflejará un aspecto mucho más saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario