viernes, 13 de mayo de 2016

VUELVE EL POLEN, ¡PROTÉGETE!

Abril mantuvo a la naturaleza en una actividad desenfrenada. Aunque el otoño y principios del invierno han sido muy secos, las intensas lluvias posteriores han disparado la polinización. Comienza así un intenso período en el que una sola planta produce miles de granos de pólenes que el viento desplaza a kilómetros de distancia. Sin duda, una época combativa para el paciente alérgico, cuyas armas y consejos preventivos encontrarán en la farmacia.

El polen de gramíneas, plátano de sombra y olivo está haciendo que desde el pasado mes de marzo los más de 6 millones de alérgicos de nuestro país hayan comenzado a notar los síntomas, aunque serán estos meses de abril, mayo y junio cuando se complique más su vida diaria. Así lo han puesto de manifiesto los expertos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) reunidos el pasado mes de marzo en rueda de prensa para explicar cómo será la primavera este año y poner sobre la mesa el Mapa Español de Atención Alergológica. Uno de los aspectos sobre los que el doctor Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la SEAIC ha querido hacer hincapié es el cambio que producen factores como la contaminación y el calentamiento climático sobre los pólenes que se producen en las ciudades, mucho más agresivos que antes. Así que ojo a los pacientes alérgicos: se espera peor primavera que la de 2015, sobre todo en el centro peninsular, Andalucía y Extremadura.

Una reacción defensiva "errónea"

Según explican desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el sistema inmunitario de la persona alérgica reconoce a estas sustancias como extrañas y potencialmente peligrosas, por lo que desencadena una serie de mecanismos de defensa que se manifiestan con los síntomas característicos de la reacción alérgica. Esta reacción es variable según el grado de respuesta y depende, entre otras cosas, de la susceptibilidad de cada persona, la intensidad de la exposición y la vía de exposición al alérgeno (respiratoria, ocular, etc.). El proceso que subyace en las enfermedades de causa alérgica es la inflamación. Así, se habla de dermatitis cuando la inflamación afecta a la piel, conjuntivitis si ocurre en la conjuntiva ocular, rinitis cuando se afecta la mucosa nasal, o asma si la inflamación afecta a los bronquios, entre otros procesos. Las enfermedades causadas por alergias a pólenes son: rinitis, conjuntivitis y asma.

RINITIS, CONJUNTIVITIS, ASMA

  1. En el caso de la rinitis alérgica, se produce inflamación de la mucosa nasal inducida por una respuesta inmunológica (por hipersensibilidad) tras la exposición a un alérgeno sobre las membranas que recubren las fosas nasales. Los síntomas típicos son: picor nasal, estornudos, mucosidad generalmente acuosa y congestión o taponamiento nasal. Los alérgenos que más frecuentemente causan rinitis alérgica son los pólenes, los hongos, los ácaros y los animales domésticos (perros y gatos).
  2. En la mayoría de las ocasiones se acompaña de conjuntivitis, que consiste en la inflamación de la membrana que recubre al ojo y la parte interna de los párpados y se manifiesta con síntomas como picor o escozor, enrojecimiento y lagrimeo. Se habla entonces de rinoconjuntivitis alérgica, que puede ser estacional, generalmente producida por alergia a pólenes, o perenne, por ácaros y animales domésticos. En ocasiones, una rinitis de causa alérgica se puede complicar o solapar con un proceso infeccioso afectando a los senos paranasales (rinosinusitis).
  3. El asma es una enfermedad respiratoria crónica caracterizada fundamentalmente por la inflamación de los bronquios, que sufren un estrechamiento de su calibre ocasionando los síntomas típicos de la enfermedad: tos, falta de aire, pitos en el pecho y opresión torácica. Estos síntomas pueden variar en frecuencia e intensidad.
Pólenes con denominación de origen

Según ha explicado el doctor Ángel Moral, en España las plantas que más problemas alérgicos producen son las gramíneas, el olivo, el ciprés, la salsola, el plátano de sombra y la parietaria.
Para ver los niveles de pólenes diarias, entra en www.polenes.com y descárgate una de sus aplicaciones móviles.

Algunas de ellas:
-Cornisa cantábrica: abedul, gramíneas.
-Zaragoza: plátano de sombra.
-Barcelona: plátano de sombra.
-Litoral mediterráneo: parietaria, gramíneas.
-Elche: palmera.
-Madrid: plátano sombra, gramíneas.
-Sur: olivo, gramíneas.
-Centro: olivo, gramíneas.
-Canarias: artemisa, parietaria.

MEDIDAS PREVENTIVAS
  1. Evitar estancias prolongadas y la actividad física innecesaria en parques, jardines y zonas de arbolado, intentando permanecer el mayor tiempo posible en interiores limpios, sobre todo cuando haya mucho viento.
  2. Mantener habitualmente cerradas las ventanas de los dormitorios, excepto en el momento de ventilarlo. Es recomendable ventilar la habitación al atardecer y realizar pulverizaciones de agua antes de acostarse. Utiliza gafas de sol en el exterior y mascarilla que cubra nariz y boca en días de alta polinización y dúchate y cámbiate de ropa al llegar a casa.
  3. Mantener las ventanillas cerradas si se va a viajar en automóvil, para evitar el impacto del aire sobre la cara. Los filtros que incorpora el sistema de aire acondicionado pueden ayudar a impedir que el polen penetre en el habitáculo. No cortes el césped ni podes en días de alta polinización.
  4. Los aceites esenciales pueden ayudarte a tratarlas. Aplícate 1 gota de aceite esencial de manzanilla alemana (Matricaria recutita) diluida en la pomada o crema que utilices habitualmente.
  5. Acude al alergólogo y no te automediques. El paciente que padece alergia no debe acudir a diferentes consultas para ser tratado de una única enfermedad porque existe un especialista capaz de atenderle de forma integral y que optimizará en calidad y costes la atención que precisa. Actualmente, para el tratamiento de la rinitis alérgica se utilizan fundamentalmente los antihistamínicos (por vía tópica o sistemática), dejándose habitualmente los corticoides tópicos nasales para los casos más graves.
  6. Consulta al farmacéutico. Según un estudio realizado en colaboración con el portal de formación online Ágora Sanitaria y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Barcelona y Madrid, las consultas en esta época del año se duplican en las farmacias, normalmente referidas a la toma de medicación para combatir los síntomas.
Inmunoterapia: la solución

La inmunoterapia con la vacuna de la alergia es el único tratamiento específico capaz de modificar el curso natural de la enfermedad, consiguiendo que ésta mejore o desaparezca. Consiste en la administración de concentraciones progresivamente crecientes de un alérgeno, hasta alcanzar una dosis máxima preestablecida, que se puede mantener durante un periodo aproximado de 3 a 5 años. La administración de la inmunoterapia puede realizarse por vía subcutánea o sublingual, y en ambos casos se diferencian dos fases: iniciación y mantenimiento.

Intensidad de la polinización

-Muy leve (entre 125 y 380 granos/m3 de aire): Canarias.
-Leve (entre 1.050 y 3.500 granos/m3 de aire) : Baleares, Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña, Navarra, La Rioja, País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia.
-Moderada (entre 4.190 y 6.200 granos/m3 de aire): Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Aragón.
-Intensa (entre 5.920 y 8.940 granos/m3 de aire): Extremadura y Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario