martes, 12 de abril de 2016

4 Prácticas diarias que mantendrán el amor de antes con tu hombre ¡Y un amor saludable!

El amor hay que cuidarlo como bien sabes; y lejos de creer que se posee, más bien hay que pensar con empatía y altruismo que se comparte para que dicho viaje sea un placer y no una obligación. El amor puede ser muy fuerte, pero también puede ser muy frágil. De la misma forma que puede parecer que podrá mover montañas, con un simple soplido podría llegar a desaparecer.

Hay 4 aspectos importantes a tener en cuenta, que pueden fortalecer y dar salud a la pareja. 4 aspectos importantes a tener en cuenta para poder vivir en unión y amor y dejar de lado la posesión y las ganas de tener el control del otro por completo en tu vida.

Para que el amor de pareja se mantenga siempre sano, no puedes olvidar esto puntos importantes:


Deja ser libre a tu pareja.

Tu pareja es una persona igual que tú, no un monigote. Ella tiene su esencia y su vida propia. Debe de poder elegir y ser quien es en todo momento. Dale su espacio y decisión para que se sienta libre. Haz que tu presencia sea una alegría y no una seriedad aburrida. Comparte con él o ella y respeta sus quehaceres e inquietudes. Cuando en el amor de pareja aparecen muchas obligaciones nada función. Uno de los dos se siente atado y eso no le deja ser feliz. Suelta y ama. Olvídate de querer y de atar.

Dedicación y tiempo para ocio.

En la relación se debe de evitar que la monotonía, los deberes y la rutina sean siempre los únicos que pautan el camino de amor en pareja. Es necesario sacar tiempo para jugar, salir a caminar, ir al cine, comer juntos, reír con cualquier tontería. Es importante ir a un parque y sentarse en un banco como se hacia al principio, con el fin de dedicar y compartir inquietudes. Es importante salir de toda rutina e ir a lugares nuevos; hacer cosas nuevas; cosas que nunca antes se hayan realizado. Como si fuera el principio de la relación; ¿por qué te conformas y dejas que la relación sea aburrida y sin sentido? Revive con amor todo aquello que crees que será bonito revivir. Disfruta del ocio y el tiempo libre con tu bello amor. Y si crees que esto no es posible; plantéate esto: ¿qué hago con esta persona?

No pierdas el diálogo nunca. 

Mantén el diálogo, la opinión y la comprensión con tu pareja. Sé coherente y respeta siempre con el fin de que ambos tengáis diferentes puntos de vista y que con la suma de ellos, se creen grandes debates y grandes reflexiones. No es cuestión de tener la razón, sino de compartir conocimientos y dialogar con amor. Las parejas que más éxito tienen son aquellas que hablan. Que hablan mucho de una forma constructiva. No de forma destructiva.

Ponte en su zapatos.

Siempre, siempre, siempre, esto debe existir en la relación. De hecho en cualquier relación humana debe existir. La amistad es precisamente esto; es amar sin juzgar y dejar ser sin moldear. Cuando te pones en sus zapatos eres un gran amigo y comprendes. Haces que la relación sea de dos individuos únicos, pero que al mismo tiempo dicha empatía o altruismo sea de dos en uno. Lo que a él le duele me duele y su alegría es la mía. Esto no falla, las parejas que mantienen esta llama, puede vivir juntas una vida entera. Dime que te duele que compartiremos el mismo dolor.

A ves es más sencillo de lo que parece y con el simple hecho de ponerte en la piel de quien tienes al lado, las relaciones florecen y se convierten en algo maravilloso. Ama tanto como te amas a ti mismo y el amor fluirá como es debido y merecido. ¡Pura Vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario