domingo, 4 de junio de 2017

PUBIS ¡NO A LA DEPILACIÓN TOTAL!

Eliminar el vello de las zonas íntimas por completo, puede favorecer el contagio de enfermedades de trasmisión sexual. ¡Mucho ojo con esta práctica!


El vello púbico, lejos de ser algo superfluo, tiene una misión fundamental: la de proteger nuestro organismo de Enfermedades de Transmisión Sexual. Eliminarlo totalmente podría aumentar el riesgo de infección de transmisión sexual, algo que nos recuerdan los expertos de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

¡OJO EN TUS RELACIONES!

Incluso con preservativo

Retirar el vello con cera o con cuchilla, produce pequeñas lesiones (heridas o irritaciones) en la piel de la zona, lo que suponen una puerta abierta a los microorganismos que pueden desarrollar una infección: verrugas y papilomas, herpes, hongos e, incluso, tiña y sífilis. Según Ramon Grimalt, dermatólogo miembro de la AEDV y profesor de Dermatología en la Universitat Internacional de Barcelona, el preservativo sólo protege de algunas de las enfermedades de trasmisión sexual, pero que si se combina su uso adecuado y el pelo de las zonas íntimas se deja sin rasurar, el riesgo de contagio es casi nulo. En cualquier caso, afirma, “lo mejor es que uno de los dos miembros de la pareja mantenga el pelo del pubis, aunque sea recortado”.

Recomendaciones antes y después

1. ¡Exfóliate! Uno o dos días antes de depilarte, con un guante de crin y un poco de gel pH neutro. Dúchate siempre con agua caliente, ya que al abrir el poro por efecto del calor, la depilación será menos dolorosa.
2. Una vez terminada la depilación, dúchate con agua fría, lo que aportará un efecto calmante a la piel, y aplícate algún producto hidratante.

Centros de belleza

¡CON TODA CONFIANZA!

Asegúrate de que tu centro de belleza cumple las certificaciones especiales. Si tienes dudas, pide el documento que lo acredite.
Asegúrate de que han cambiado la sábana donde hay que acostarse.
Si te depilas zonas íntimas, exige la utilización de guantes de un solo uso.
Para cada usuaria hay que cambiar la vara de aplicar la cera. Incluso habría que cambiarla en cada untada, si se realiza una depilación en la zona inguinal para evitar el esparcimiento de bacterias.
Después de la depilación hay que cuidar la piel de la zona, puesto que estará sensible, y evitar exponerla a los rayos solares y, por supuesto, a las cabinas de bronceado.
Los especialistas insisten en que después de depilar la zona íntima es mejor no tener relaciones sexuales al menos durante dos días.

VPH: una vía de entrada

El virus del papiloma humano (VPH) es el responsable, además del cáncer de cuello uterino, del 5´2% de todos los cánceres (vulva, vagina, ano, pene y orofaringe). Esta infección está asociada a la actividad sexual y es muy difícil de evitar. En la actualidad, las medidas de protección que hay disponibles son el preservativo y la vacuna frente al virus. Utilizar el condón evita el 80% de los contagios. Hay que tener en cuenta que el preservativo sólo protege zonas muy concretas y deja sin amparo el área anogenital, donde también puede alojarse el virus.


No hay comentarios:

Publicar un comentario