domingo, 26 de marzo de 2017

Los 7 juguetes sexuales MÁS vendidos y sus contraindicaciones

Los juguetes sexuales o juguetes eróticos, como algunos lo llaman, cada vez son más usados por las parejas para enriquecer su vida sexual. A esta euforia se han sumado muchos medios de comunicación que exaltan las bondades aunque pocos hacen mención de sus contraindicaciones.


Las mujeres son grandes consumidoras de juguetes eróticos, en soledad o en compañía, y están interesadas en probar productos que puedan mejorar su vida sexual.  Los hombres tienen también una variedad de productos disponibles.

Diversos investigaciones de mercado concluyen que:
  • 7 de cada 10 juguetes eróticos vendidos en el mundo son vibradores.
  • La mayoría de los juguetes (salvo excepciones como las bolas chinas o los anillos que usan los hombres) tienen forma fálica.
  • Las tres bondades más apreciadas en un vibrador son: discreción, resistencia al agua y duración de la batería.

A continuación los más vendidos:

We vibe


El We Vibe Plus es un vibrador tipo pinza, que no se nota cuando está colocado, sólo la mujer que lo lleva puesto lo sabe. Cuenta con dos extremos con un vibrador en cada uno de ellos, para estimular al mismo tiempo clítoris y punto G. Está hecho con la misma silicona que se emplea en productos médicos, por lo que se supone que es totalmente higiénico y libre de componentes que puedan producir alergias, como por ejemplo el látex o ftalatos. Además es 100% resistente al agua para poder lavarlo sin que se estropee. Este producto tiene una textura suave y formas redondeadas, con un diseño totalmente anatómico. Su precio cambia dependiendo de la versión que se quiera. El precio depende de la versión que se quiera adquirir. La versión 4 esta por el orden de los 100 euros.

Huevos vibrador con control remoto


Es uno de los juguetes sexuales más de moda. Disponen de diferentes posiciones e intensidades, desde una vibración suave hasta una extremadamente fuerte. Se pueden utilizar con el mando, para jugar tanto sola como en pareja, y lo más divertido de este juguete es que también puedes jugar como fuera de casa porque es extremadamente silencioso. El precio aproximado de estos huevos vibradores varía dependiendo de la marca y las calidades, desde los 20 hasta los 40€.

Simuladores de sexo oral femenino


Diseñados para simular la sensación de sexo oral. Tiene un sistema rotatorio formado por unas suaves “lengüitas” que proporcionan una estimulación diferente. Posee diferentes velocidades de rotación. No vibra y es para uso externo, los orgasmos serán más pausados y largos. El más conocido es Sqweel, con un precio de 58,90€.

Bolas chinas


Es uno de los productos más vendidos puesto que se utilizan mucho para fortalecer el suelo pélvico. Antes del primer uso es muy importante esterilizarlas metiéndolas durante unos diez minutos en agua hirviendo. Aunque a priori puedan parecer muy grandes, se introducen sin ningún problema. Al ponernos de pie las bolas caerán y al contraer el musculo de forma inconsciente estaremos fortaleciendo nuestro suelo pélvico. Su precio va desde los 21 hasta los 27€.

Anillos vibradores (para los hombres)

Uno de los productos masculinos más vendidos son los anillos, tanto vibradores como no. Mejoran y prolongan la erección,  gracias a la presión que realiza el anillo, retarda la eyaculación. Con vibrador, además de incrementar su propio placer, también estimula a la chica. No olvides retirarlo cada 20 o 30 minutos para permitir una adecuada circulación sanguínea. La manera correcta de colocarlo es, una vez el pene este erecto, colocarlo hasta la base, así en el momento de la penetración sentirás la vibración del anillo en el clítoris. Los anillos sin vibrador, únicamente potencian la erección y la hacen más firme y duradera. El precio varía en función del tipo, los más sencillos puede costar unos 6€, si tiene vibrador alrededor de los 19€.

Fundas para pene

Los hombres las utilizan para estimular y dar placer a la chica, pero a ellos les quita algo de sensibilidad al ser un poco grueso. Los hay con diferentes relieves y su precio aproximado es de 10€.

Retardantes (para hombres)

Otro de los productos más vendidos son los retardantes: en spray, en toallitas, en preservativo o en crema. Retardan la eyaculación masculina, debido a su efecto desensibilizante no se siente físicamente la estimulación, por lo tanto ayuda a evitar la eyaculación precoz y a durar más de lo habitual. Varía el precio dependiendo del tipo.

CONTRAINDICACIONES

Las bolitas chinas

Algunas revistas especializadas indican que el incremento en las ventas de las famosas bolitas chinas se debe al bestseller "Las 50 sombras de grey", pero se afirma que las mismas no producen placer alguno.

Aunque se recomiendan para fortalecer el suelo pélvico, en aquéllas mujeres con hipotonía (suelo pélvico muy debilitado) puede resultar frustrante, e incluso llegar a ahondar en una depresión postparto, comprobar que no son capaces de mantener una sola bola ni siquiera durante un minuto. Por no hablar de los casos de hipertonía (exceso de tensión) de suelo pélvico, donde el uso de bolas chinas está generalmente contraindicado, o mujeres con vaginismo que no podrían conseguir ni siquiera colocárselas.

También hay que tener cuidado al utilizarlas, ya que existe el riesgo de que el hilo que las une se rompa y una de ellas se te quede dentro del cuerpo.

Los vibradores

Para aquellas mujeres que se han acostumbrado a tener orgasmos con la ayuda de vibradores puede ser frustrante no poder lograr alcanzar el orgasmo cuando esta con su pareja normal y tiene a su mano esa ayuda. Para algunos sexólogos, el uso intensivo de vibradores puede significar la perdida de sensibilidad cuando se está con su pareja y no se usan vibradores. Aunque por otro lado hay sexólogos que lo recomiendan en casos de disfunción masculina, porque hay un importante factor de ansiedad por el placer de la mujer y el uso del vibrador les permite concentrarse en sus propias sensaciones y asegurarse que ella disfruta de todas formas. También en casos de disfunción femenina por la facilidad de alcanzar el orgasmo que elimina preocupaciones y mejora el nivel de deseo sexual. Además, es una estupenda manera de incluir un factor novedoso divertido y picante a las relaciones sexuales.

Las embarazadas, las más afectadas

Los ftalatos son sustancias que dan elasticidad y flexibilidad a los plásticos cuyo uso industrial está muy extendido. Se usan en muchos envases alimenticios y también están presentes en algunos vibradores y otros juguetes eróticos.

Algunos estudios estadísticos que asociaron la exposición a estas sustancias durante el embarazo detectaron diversos problemas en el normal desarrollo del proceso. La investigación que alertó a la comunidad científica sobre estos peligros fue realizada por la ginecóloga Shanna Swan, de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos. Según este estudio, cuando las futuras madres se exponen a unas sustancias plásticas llamados ftalatos durante el primer trimestre, sus hijos varones podrían tener un riesgo mayor de ser estériles más adelante, según un estudio reciente. Desde entonces, se está trabajando intensamente en el análisis de la relación entre la exposición prenatal a ftalatos y la reducción de la testosterona: una de las conclusiones más importantes que se verificaron fue una cierta feminización de los futuros varones.

La investigadora Shanna Swan dijo que este estudio no puede demostrar que estos chicos tendrán problemas de fertilidad cuando sean adultos o que el DEHP provoque estos problemas. Sin embargo, los estudios con animales han implicado a esa sustancia en los problemas reproductivos de los machos. Basándose en los datos de este estudio, Swan cree que hay una asociación firme entre la exposición al DEHP y la fertilidad de los varones humanos.

La pregunta que surge inmediatamente es: ¿cuánto tiempo de uso de un vibrador debería considerarse peligroso y con riesgo de afectar un feto? La respuesta del sexólogo es clara: “Como lo evidencian los estudios es riesgo mayor lo tienen las mujeres embarazadas. La exposición frecuente con ftalatos aumentaría la acumulación con mayor probabilidad de efectos tóxicos. Hay que tener en cuenta que muchos juguetes sexuales no poseen etiquetas que informen sobre el contenido de ftalatos (debe decir Dop free, PVC free, o libre de ftalatos); los menos pueden informar “empresa sexualmente responsable”. Estas sustancias se reconocen por el olor fuerte a plástico. Si surge alguna duda, lo importante es preguntar. Y, si la respuesta no es satisfactoria, conviene no comprarlo. En el caso de las mujeres embarazadas lo mejor es abstenerse de su uso”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario