lunes, 9 de enero de 2017

¿Cómo diablos se usa el potro del amor?

¿Has ido o vas a ir a un hotel que en cuya habitación hay un sofá que tiene curvas? ¿Qué no sabes para qué sirve? ¡Pues sigue leyendo que te vas a sorprender! 😵😵


Se llama potro del amor, y para que lo aprovechéis bien aquí van las posiciones que puedes hacer en este famoso "mueble":

Para verte mejor

En esta posición el chico/a se coloca abajo y ella/él, arriba. Quien permanece sentado se levanta hacia su pareja, de manera que la penetración y la cercanía es mucho mayor.


El martillo

Él (o ella con un strap-on) se coloca sobre el potro mientras que su pareja se coloca encima. Quien permanece abajo se agarra de la cintura y de la cadera y quien está arriba tiene todo el control de la situación. A darle que es mole de olla.


Mirando a las estrellas

Él o ella se coloca abajo y su pareja arriba. Pero en esta posición, los dos deben recostarse. Aquí puede haber fácilmente penetración vaginal o anal libremente.


Relajados

Tu pareja se coloca recostado/a sobre el diván. Tú también, del otro lado. Podréis moveros sin tanto esfuerzo. La misma posición del potro os ayudará a daros impulso.

De perrito

Uno de los dos se coloca de espaldas sobre el potro. El otro ataca por detrás. Que tire la primera piedra quien no se considera fan de esta posición.


Misionero desde las alturas

Quizá se vea un poco intrépida, pero una vez que lo probéis sabréis lo que es bueno. Uno de vosotros se coloca de espaldas sobre la parte más alta del mueble. El otro debe tomarte de las piernas para poder comenzar la acción. La penetración es MUCHO más intensa.

No huyas

Es quizá parecida a la anterior. Tiene la ventaja de poder practicar sexo anal con toda la tranquilidad del mundo. Ambos podréis controlar vuestros movimientos y las sensaciones serán mucho más intensas.


Bésame, bésame mucho

Una chulada para practicar sexo oral a las chicas. La misma curvatura del mueble hace que tu cuerpo quede cerca de tu pareja y pueda darle vuelo a la hilacha. Nada de cojines u otros aditamentos, con esto ya suficiente.

Cómodo tú, cómodo yo

Ahora bien, esta posición es muy práctica para hacerle sexo oral a tu chico. Ambos estáis cómodos y no hay riesgo de que alguno se canse por dolores de espalda a mitad de la sesión. (Eso a veces sucede).

Amor por Detroit

Si el beso negro es lo suyo, el potro del amor os hará justicia. Sólo es cuestión de colocarse en la parte superior para que descanséis el resto del cuerpo, y que vuestras parejas os hagan válida la oferta.


¿Qué os han parecido? ¿Con cuál vais a empezar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario