sábado, 6 de junio de 2015

Las tres zonas erógenas masculinas que no conoces

 LAS 3 ZONAS ERÓGENAS MASCULINAS QUE NO CONOCES



Las zonas erógenas son áreas en el cuerpo que producen excitación sexual o que son sensibles a ella, cuando son tocadas o acariciadas. Hay numerosas zonas erógenas distribuidas en todo el cuerpo, muchas de ellas son comunes a todas las personas.

Cada persona puede tener mayor sensibilidad en unas zonas que en otras, de acuerdo a las características de su cuerpo, sus preferencias y su historia personal.

Es posible que no nos demos cuenta de toda la riqueza sensorial que nos brinda el sentido del tacto, esos mismos receptores que hacen posible que sientas y percibas una tierna caricia, así como un contacto intenso y sublime durante un buen encuentro sexual.

Gracias a sus millones de células receptoras todo tu cuerpo es potencialmente una gran zona erógena. El sentido del tacto tiene un componente físico y otro emocional.

En las zonas erógenas se concentra gran cantidad de terminaciones nerviosas que producen sensaciones placenteras. Por ello, responden con alta sensibilidad al recibir el estímulo adecuado. Conocer cuáles son las principales zonas erógenas, te ayudará a experimentar por ti mismo cuál es tu nivel de sensibilidad en cada una de ellas, cuáles tocar cuando acaricias tiernamente, cuáles te inundan de sensualidad al tocar y ser tocado en ellas, y cuáles zonas reservarás únicamente para tus encuentros sexuales.

No siempre la estimulación de ciertas zonas erógenas produce placer. Por eso es importante saber qué te gusta o disgusta, al igual que conocer qué le agrada o desagrada a tu pareja. La comunicación es la mejor vía para lograrlo, en especial si tienes una pareja estable.

“Tendemos a responder con amor a una persona que nos acaricia y halaga. El contacto táctil tierno parece aumentar la intimidad y el compromiso mutuos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario